lunes, 27 de mayo de 2013

Reseña: Aceptamos Marido como Animal de Compañía - Miriam Lavilla

Hoy os traigo la reseña de este simpático libro que reposa en mi estante; el primero de la saga 'Aceptamos'. Éste todavía no lo he leído pero sí los siguientes y constato que te partes con esta autora. De momento os dejo con esta reseña 'prestada' a la espera de escribiros la mía propia.

Rápidamente me leí este delgadito libro, ACEPTAMOS MARIDO COMO ANIMAL DE COMPAÑÍA, de Miriam Lavilla. Escogí ese y no otro porque cuando lo cogí estaba de acá para allá y no quería concentrarme en algo que me llevara mucho tiempo, y este ejemplar era ideal para eso.

Y esto es lo que me esperaba durante 158 páginas...

La divertida y desenfadada Serena de Brie nos cuenta, a través de los artículos que publica mensualmente en una revista femenina, la vida amorosa de Natalia, una joven treintañera que desea encontrar por fin un marido.

Con grandes dosis de humor e ironía, Serena nos hace partícipes del desastroso pasado y del supuestamente prometedor futuro sentimental de Natalia: desde los fracasos que cosechó en Primaria hasta su loco verano en Marbella, pasando por una relación con el típico pesado que no hay forma de quitarse de encima.

Natalia y su grupo de amigas son mujeres inteligentes y divertidas que no se avergüenzan de desear encontrar al hombre ideal, casarse y tener hijos. Después de todo, aceptar marido como animal de compañía quizá no sea tan mala idea.Como ya he dicho, este libro es muy, muy cortito y se lee en un plis. Vamos, que casi ni te enteras.

Estructurado en pequeños capítulos (que son independientes pero están entrelazados), se narran todos los tópicos en cuanto a hombres se refiere. Natalia y sus amigas se topan con todos los tipos de hombres que se conocen y se narran patrones y reacciones habituales en esas situaciones.

Es como si tu mejor amiga te contara que ha conocido a un chico, le está pasando esto o aquello, y tú le dices qué debería hacer. Esa dinámica, hecha libro. Sin más.

Aunque suene MUY machista, la verdad es que no creo que sea para tanto. No es un libro para tomárselo en serio, en absoluto (y ni mucho menos para ofenderse). Sirve para pasar un buen rato y reírte de ti misma cuando descubras que conoces algunos de los tipos de hombres que se describen a lo largo del libro -y ya he dicho que no es muy largo-.

Tan breve es el libro como esta reseña: es bueno para llenar momentos cortos de un contenido ligero y en clave de humor. Tampoco para partirse, pero al menos te arranca alguna sonrisa, y eso, siempre es de agradecer.

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Puedo dar fé de lo divertido que es leer un libro de Miriam Lavilla. Y éste en particular es ameno, fresco, dinámico, hilarante, cínico...
    Miriam hace fácil lo difícil, y os aseguro que sacar carcajadas(bien lo sabes también tú Lyly Trou Ble) no es una tarea sencilla.
    Un fuerte, fuerte abrazo a ambos, mi respeto y admiración, a sus pies...

    ;) Sylvia Martín

    ResponderEliminar