jueves, 22 de marzo de 2012

Disparatado Asesinato en el Upper East Side - Capitulo 3


Mal que bien he superado el incidente de los aseos y ya estoy sentada en la larga mesa de la sala de juntas. Frente a mi está sentada Michel. ¿Se lo habrán explicado? Me está mirando de manera extraña.
  
De repente le susurra algo a Susan que está sentada junto a ella y se echan a reír. ¡Maldita sea! Hoy seré el hazmerreír de la oficina.

Desvío mi mirada hacía Naty que está junto a mi y creo notar que se aparta poco a poco de mi. ¿Será así o son imaginaciones mías?

Me da igual. Todas son unas arpías y no me afecta en absoluto lo que puedan pensar de mí. Son unas pedorras superficiales. Realmente no se como no les da vergüenza ser como son. Parece mentira que esas cabecitas mechadas puedan juntar cuatro palabras y hacer un articulo.

Estoy realmente distraída y no me doy cuenta de que Diana Krugger, o Di como le gusta que la llamen, acaba de entrar. Es una mujer sumamente elegante. Hoy lleva puesto un traje chaqueta color marfil de Jigsaw y lleva su pelirroja melena recogida cuidadosamente con una pinza blanco roto que acaba de redondear el modelito bien vestida, pero informal.

Tras ella, entran en la sala sus nuevas perritas. Amanda y Romy Saint –Piere, nuestras gemelas Olsen. Como ellas, las gemelas Saint-Piere también eran alcohólicas a los quince y a los dieciocho ya habían pasado por una clínica de desintoxicación. No tanto por ser adictas a algo sino porque entre la jet neoyorquina es algo muy inn poder confesar que se ha estado en uno de esos centros. Cosas de los ricos, que le vamos a hacer.

Las Saint-Piere son las hijas del famoso promotor musical Jon Von Saint-Piere, intimo amigo de Di. De hecho las gemelas están con nosotros en “In Style” como gesto desesperado de ponerlas en vereda y conseguir que hagan algo de provecho en su vida.  Como vulgarmente se conoce por el nombre de: ¡enchufadas!

Generalmente estas cosas no me importan. De hecho siempre tiendo a pasar de todos estos cotilleos, pero en especial, este caso podríamos decir que me molesta. ¿Porqué?, pues porque para llegar a donde yo he llegado, que no es muy allá para ser francos, tuve que dedicarle muchas horas.

Mucho estudio, muchas clases de estilo literario, muchísimos esfuerzos a cuenta de mi vida personal. Y ahora vienen estas niñatas. Hijas de papa, y ¡sorpresa! Papa me ha regalado un poni, ¡sorpresa! Papa me ha regalado un Ferrari, ¡Sorpresa! Papa me ha regalado un trabajo. Malditas pijas, no las soporto. La voz de Di interrumpe mis pensamientos:

-  Bien chicas, hoy hemos de trabajar de manera intensiva ya que el número de esta semana es algo especial. Justo esta semana cumplimos 10 años en el mercado –explica animadamente esperando la ovación de sus chicas. Con un movimiento muy sutil acalla los aplausos y rápidamente añade- Los temas de este número serán muy especiales. Quiero que pongáis lo mejor de cada una de vosotras como hacéis cada semana, pero en esta ocasión lo quiero elevado al cuadrado –comenta sentándose en la cabecera de la mesa- Empecemos con el reparto. ¿Quién quiere hacer un artículo sobre la nueva película de Roland Emerson?
-  ¿Cuál? – pregunta apresuradamente Michel casi subiéndose a la mesa.
-  “Amor invalido” –explica Di leyendo una reseña- Una pareja recién casada tiene un accidente de coche en el que él queda en una silla de ruedas y ella pierde la visión. Desde ese momento él será los ojos de ella y ella las piernas de él.
- ¡Mío! –Grita de nuevo Michel- ¿Tendré entradas para la Première?
- Por supuesto –responde Di deslizando la carpeta sobre la mesa hasta hacérsela llegar- Siguiente asunto: ¿Quién quiere hacer un reportaje sobre las cinco casas con más glamour de las estrellas de TV más famosas del canal cosmo?
- Yo creo que podría darle un toque especial al artículo –dice Susan haciéndose la interesante. ¡Y un cuerno!, lo que quiere es codearse con los famosos y hacer contactos- Es más creo que puedo darle el tono serio que requiere la ocasión.
- Bien. Tuyo es Susan. ¿Tenéis alguna objeción? –dice dirigiéndose al resto.
- ¡Nosotras lo queremos! –gritan al unísono las Saint-Piere como si fuesen una especie de siamesas gritonas.
- Queridas… -dice Di con ternura- Este reportaje es algo muy serio, y pese a que vosotras habéis aprendido mucho en el poco tiempo que lleváis aquí, me sentiré mucho más segura si se lo entrego a una de nuestras redactoras con más experiencia.
- ¡Jo! –Espeta Amanda- Ese reportaje lo quería yo. Seguramente he estado en casa de la gran mayoría y se sentirían mucho más a gusto conmigo que con ella – dice señalando despectivamente a Susan.
- Perdona, pero… -salta Susan. ¡Habrá jaleo! Ya ha empezado el despelleje.
- ¡Chicas! –interrumpe Di elevando suavemente la voz- Amanda, para ti tengo algo perfecto. “Un día de compras con Sarah Jessica Parker”
- ¡Bien!, ¡chúpate esa! –realmente es una tipa mal educada a más no poder pienso mientras fijo mi mirada en Romy que instantáneamente comienza a ladrar.
- ¿Y yo que?, ¡Yo también lo quiero! –su voz es profundamente molesta y su aspecto horrorosamente moderno.
- ¿Qué te parece hacer una crónica de los eventos y fiestas más importantes de la semana? –pregunta Di prácticamente suplicando fin al berrinche.
- ¿Y podré beber en las fiestas? –pregunta Romy acariciándose uno de sus desnudos hombros.
- Siempre y cuando no dejes mal a la revista –dice respirando hondo y dejando clarísimo que las gemelísimas la tienen hasta el gorro- No podemos dar mala imagen en esas fiestas, no por lo menos en visita oficial.
- De acuerdo, seré súper profesional –dice Romy levantándose de la mesa- ¿Os importa que me marche?, tengo que comenzar a pensar que ropa me pondré para todos esos eventos… ¡Son un montón! –añade mirando el dossier que le acaban  dar.
- Y bien, señorita –dice señalándome acusadoramente. Me ha llegado la hora- ¿Alguna sugerencia?
- ¿Algo menos público? –contesto esperando algo tranquilito.
- ¿Sabes que es un Chick Lit? –pregunta desplazándose hasta donde estoy yo.
- ¿Una receta para pollo? –pregunto riendo.
- Esto es un Chick Lit –dice dejando caer sobre la mesa un libro. Es uno de esos libros para mujeres. “Líos, Libros y más Libros” de Jane Green- Es un genero literario.
- Hahn, muy interesante… me encanta. –digo fingiendo emoción- Muchas gracias, Di.
- Quiero que le hagas una entrevista a la autora más famosa de este género. Marión Klein.  Está preparando su próxima novela y quiero que seas su sombra durante una semana. Seguro que nuestras lectoras están muy interesadas en saber que hace en su día a día y en que cosas se inspira para elaborar una novela.
- Bien, pero yo…-añado intentando buscar una excusa. ¡No me apetece pegarme a nadie! Y mucho menos a una escritora fanfarrona de novelas para solteronas desesperadas.
- Nada de excusas, lo harás y punto. Ahora en marcha. Has quedado con ella en Le Cirque para tomar un brunch a las 11.00. Pasa por vestuario a ver si puede dejarte algo más idóneo –dice señalando mi ropa.
No me pienso ni inmutar. Vale que no soy lo más fashion, pero tampoco soy una pordiosera. Quizás debiera modernizar mi vestuario. ¿Por qué será que pensar en ir de tiendas me pone la piel de gallina? En fin, haré caso a Di e iré a vestuario a que me tuneen un poco.

En Le Cirque a las 11.00: ¡Marion allá voy!

Si esta historia te ha gustado y deseas leer los siguientes capítulos adquierela en amazon en versión ebook por tan solo 2,99€ o en edición papel por 12€ en este mismo blog desde el botón ubicado en el lateral. Aprovecha, toda esta siguiente semana los gastos de envio serán gratuitos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario