lunes, 1 de septiembre de 2014

Reseña: Todos los Vampiros tienen Colmillos - Yolanda Camacho

 Cuando llegó a mis manos esta novela pensé: “¡Dios, otra más de vampiros!” y confieso que la abordé con ciertas reticencias. ¡Vale, sí, lo reconozco! La empecé a leer con muy poquitas ganas. PERO. Sí, hay un “pero”; uno muy muy GRANDE. El “pero” es que enseguida me enganché a ella. Y lo cierto es que no fue por su trama sino por la manera de escribir de la autora. Desde el minuto uno me gustó mucho como Yolanda Camacho (la autora) manejaba la narración. Adelanto esto porque cuando empieza el libro te preguntas: “Bueno, ¿y los vampiros cuando vienen?”. Ir pensando eso y que los vampiros no aparezcan hace que leas más y más esperando ver hacia dónde se dirige la historia.

Me ha sorprendido mucho la manera dinámica de la autora de narrar lo cotidiano y aun así intrigarte hasta el punto de continuar leyendo. No sé si acabo de transmitir claramente lo que me ha parecido la novela pero lo aclararé: ME HA ENCANTADO. Y ojo, no porque sea el libro del año ni nada parecido. Lo que me ha gustado es como su autora juega con el lector alrededor de un tema tan trilladísimo como es el de los vampiros, intrigando e invitándote a continuar leyendo.

La trama (aparentemente simple) encierra un halo de misterio muy bien camuflado con lo que sería la vida cotidiana de una adolescente en el instituto. ¡Y no, no se trata de la típica petarda de instituto norteamericano! Lorena, que así se llama la protagonista, es una chica normal y corriente que asiste a un instituto español; ¡Perooooooooo! Sí, hay otro “pero” más. El “pero” en esta ocasión atañe a que la acción no transcurre en un instituto de hoy en día, la historia sucede en los años noventa y la protagonista está estudiando FP nada menos.

¿Veis? Ya os dije que no se trataba de la típica pastelada yanqui de la que tan cansados estamos. El caso es que la protagonista es la típica adolescente inadaptada que no acaba de encontrar su sitio y que se debate interiormente al borde de la crisis emocional de manera constante por culpa de sus múltiples inseguridades; tampoco ayuda que sus padres sí o sí la apunten a estudiar FP a la fuerza. Un poco por rebeldía y otro poco porque le gusta y le da la gana, Lorena decide cambiar su look para empezar en el nuevo instituto. ¡Y no! No se vuelve de repente rubia, guapa y popular. Al contrario, la muchacha se decide por un look punk-rockero (hoy en día algo entre emo y gótico). Digamos que ahí empiezan los “problemas”…

Tras su transformación se podría decir que Lorena se gana el respeto de los compañeros del instituto y rompe un poco la imagen de empollona que tenían de ella. Es entonces cuando atrae la atención de dos misteriosos alumnos Andi (una misteriosa muchachita blanquísima como la leche que siempre lleva gafas de sol y afirma ser un vampiro) y David (el guaperas, malote con chupa de cuero y objeto de deseo de la protagonista). Tras un encuentro fortuito con la “vampira” (Andi) en los baños del insti Lorena entabla una curiosa amistad con ambos y se hacen inseparables. Sus quedadas se llevan siempre a cabo en un gimnasio abandonado de la escuela y en ellas Andi trata de evitar a toda costa hablar sobre su supuesta existencia vampírica. Llegados a ese punto la historia toma cuerpo y hace que te preguntes: “¿De verdad es un vampiro o les está tomando el pelo?”. Y bueno… no seré yo quien os diga qué pasa al final. Sólo os diré que os recomiendo totalmente la novela. Pese a que se está vendiendo como una novela juvenil yo diría que se trata de una youth-adult que puede gustar a gente de todo tipo. No sé si conocéis la película “Déjame entrar”… bien, si la conocéis os diré que el libro me ha recordado vagamente a la temática de la película y eso me ha gustado mucho. Creo que es una gran vuelta de tuerca sobre el tema de los vampiros y una propuesta editorial muy interesante para la vuelta a la rutina y las tardes de frío y mantita.

En fin, buena suerte a la autora con su primera novela. Y digo yo… ¿le echamos una mano a la muchacha para que su libro vea la luz? La novela está a punto de ser editada por el sello Amaltea de la Editorial Alentia y ahora mismo se halla en plena campaña recaudatoria para hacer una tirada superior a la inicialmente acordada. Sólo quedan dos días para aportar tu granito de arena. No pienses que es aportar y ya está; ¡es comprar! Aportando dinero compras el libro en papel o en ebook y a la vez contribuyes a que un autor novel tenga mayores oportunidades dentro del sector editorial. ¿La ayudas? ¡Yo ya lo he hecho! ;)

Espero que la disfrutéis al igual que lo hice yo. Os dejo el link a la campaña de crowdfunding.

http://www.verkami.com/projects/9471-todos-los-vampiros-tienen-colmillos

Se me olvidaba... ¡Al final sabréis por qué Todos los vampiros tienen colmillos


PD: ¡POR CIERTO! Me gustaría llegar a 100 seguidores. ¿Me ayudas? Anda vaaaaaaaaaaaaaaaa, si me ayudas te prometo buenos contenidos :D ejjejeje ¡Gracias!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario