martes, 15 de enero de 2013

“Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”


Esta recomendación no obedece a principios de “El Secreto” o de asuntos esotéricos raros, es algo más práctico y totalmente normal. Hablar de manera positiva mantiene limpia nuestra mente.

Mantener limpia a nuestra mente es tan importante como mantener limpio a nuestro cuerpo y nuestra casa. Se evitan enfermedades. Nuestra mente puede enfermarse y enfermar al cuerpo, así como nuestro cuerpo también puede enfermar a nuestra mente.

Las recomendaciones básicas para la higiene del cuerpo son bañarse todos los días y lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño. Esto se enseña desde el jardín de niños, pero no se enseña sobre la higiene mental que es también importante.

Hay un modo de hablar negativo que puede confundirse fácilmente con el habla positiva, por ejemplo: “No digas cosas negativas” es lo mismo que decir “Di cosas positivas”, pero la primera es una manera negativa de decirlo.

Hace tiempo me pidieron revisar un guión de un grupo de música mexicana en el que daban mensajes al público entre cada canción, uno de los mensajes era “No olvidemos nuestras bellas tradiciones y canciones populares”, mi sugerencia era decir exactamente lo mismo, pero de manera positiva: “Recordemos nuestras bellas tradiciones y canciones populares”.

Nuestra mente, al igual que nuestro medio ambiente, tiene una atmósfera, esta atmósfera puede contaminarse con una especie de “smog psicológico” que son las ideas negativas. No pensamos en este smog psicológico por que no está hecho de una sola idea concreta que se pueda identificar, son más bien, al igual que en el smog real, muchas partículas pero de ideas negativas, sucias.

Nos acostumbramos a ese smog mental y dejamos de verlo como tal, se nos hace algo normal como el smog de nuestra ciudad, aprendemos a vivir en él… hasta que es ya tanto que nos empieza a afectar visiblemente.

Hablar positivo y no escuchar lo negativo mantendrá nuestra atmósfera mental limpia y al igual que en un lugar con aire limpio, podremos ver más lejos, más claro, con más detalle.

Como dicen por ahí: “Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario