martes, 18 de agosto de 2015

Alguien como tú, Sara Rataro

Ficha técnica: 

ALGUIEN COMO TÚ (EN PAPEL)
SARA RATTARO , DUOMO EDITORIAL, 2015
ISBN 9788415945932
DATOS DEL LIBRO
Nº de páginas: 272 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: DUOMO EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788415945932

Sinopsis: 

Dos cajas repletas de libros, títeres y fotos. El mundo de Margherita está lleno de pequeñas cosas. En su hombro, su amado violín y en sus manos, un billete de avión a Italia, el país donde nació y adonde, después de 15 años, ha de volver. Allí hay alguien que la espera: Francesco, un hombre al que no ve desde hace diez años, cuando su madre se fue con ella a Dinamarca y la separó de él, de su padre. Francesco pensó entonces que sólo se trataba de un viaje; sin embargo, fue la peor pesadilla de su vida. Ahora la pesadilla ha llegado a su fin y Margherita regresa a su lado. Sabe que será difícil reparar lo que ha permanecido roto tanto tiempo. Pero ambos, de todas maneras, tratarán de recorrer juntos un camino hecho de recuerdos compartidos, de emociones y vivencias que llegan al corazón.

Hay historias con corazón y con alma, y sin duda ésta es una de ellas.


Opinión:

Cuando leí la primera novela de esta autora, “El amor imperfecto”, ya me quedé cautivada por su forma tan emotiva de escribir y de trasmitir sentimientos, y cuando la conocí personalmente en la presentación de su libro en nuestro Club de lectura, acabó de confirmarme que estaba ante una escritora de las que saben llegar al corazón del lector. En aquella ocasión ya nos anticipó algo del nuevo libro que estaba gestando, y plantó el gusanillo de la curiosidad por leerlo. Pues bien, por fin ha llegado el día de tenerlo entre las manos y poder deleitarme con su lectura.

Si su primer libro me cautivó, éste ha acabado por robarme el corazón sin condiciones. Una historia preciosa, dura y tierna a la vez, de esas que se quedan contigo tras cerrar las páginas del libro porque es una historia cercana de las que cualquiera de nosotros puede vivir a su alrededor o escuchar a menudo en los noticiarios. Un tema candente y doloroso para las familias, pero sobretodo y ante todo, para los niños que son al fin y al cabo las verdaderas víctimas. Estamos hablando, y es de lo que va el libro, del secuestro de los propios hijos.

En esta historia hay tres protagonistas, Francesco, Margherita y Angelika, aunque esta última no tiene voz en la historia, permanece entre sus páginas por alusión y por ser el detonante de ella. Las verdaderas voces las ponen un padre y su hija.

Francesco vio impotente cómo le era arrebatada su hija sin poder hacer nada al respecto, porque aunque las leyes italianas le daban la razón, las danesas se negaron a concederle la custodia de su hija tras el secuestro a manos de su propia madre. Tras años de lucha por recuperarla y sin éxito, cuando ya se daba por vencido, la vida le devolvió lo que por derecho le pertenecía, que no las leyes, y fue tras el fallecimiento en accidente de su exmujer. Pero el verdadero calvario de toda esta historia truculenta lo fue viviendo Margherita, que siendo muy pequeña vio transformado su mundo sin comprender nada de lo que estaba sucediendo. De la noche a la mañana despareció un padre al que adoraba, se vio trasladada a un país que le era totalmente ajeno y a un idioma que no dominaba del todo, y con una sucesión de padres sustitutorios que no perduraban el tiempo suficiente como para dar estabilidad a su vida.

Margherita creció creyendo que algo malo había en ella para que nadie la quisiera lo suficiente como para quedarse a su lado, ni su propio padre la quería porque la había abandonado, porque eso fue lo que escuchó todos los días de su corta vida. Y para dar rienda suelta a tanto dolor interno no encontró otra salida que castigarse así misma autolesionándose.

La historia de un padre y una hija que tendrán que rehacer los puentes dinamitados tiempo atrás por algo totalmente ajeno a ellos mismos, que tendrán que recordarse, reconocerse y  volver a amarse gracias a la nueva oportunidad que les ofrece el destino.

Como en el libro anterior, Sara Rataro introduce entre medias de la historia que se va desarrollando pequeños apéndices en cursiva que son como micro reflexiones que la autora va regalando al lector. A algunas personas eso puede hacerles perder el hilo de la historia, en mi caso creo que la engrandece porque da un valor añadido a lo que la autora quiere trasmitir al lector. 

Un libro que sin duda no podéis dejar de leer todos aquellos que buscáis en una lectura conectar con la historia que se está desarrollando ante vuestros ojos, que os gustan las relaciones humanas que se establecen a vuestro alrededor, cercanas y creíbles, y que ponen de manifiesto un complejo mundo de sentimientos y emociones que llegan al corazón. 

Montse

Reacciones:

1 comentario:

  1. Ya la tenía apuntada y con tu reseña, subrayo el título.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar