jueves, 7 de abril de 2016

Reseña: El dios del desierto - Wilbur Smith

El dios del desierto, Wilbur Smith

“Viaja a un mundo de batallas y traiciones, de romances apasionados a orillas del Nilo. Egipto se enfrenta a su último gran desafío y sólo un hombre puede librar una batalla donde la astucia y la inteligencia son las verdaderas armas. Es Taita, médico, estratega y consejero del faraón. Con el futuro del reino en sus manos, mueve las piezas de un juego donde la línea entre la lealtad y la traición se desdibuja como las dunas del desierto”.

La verdad es que cuando tuve este libro entre mis manos no las tenía todas conmigo, no había leído nada de este autor con anterioridad por lo que desconocía su estilo literario, pero partía de la premisa de que el tema iba a resultarme algo denso y poco atractivo. Y después de su lectura debo reconocer que he disfrutado mucho con su lectura.

A pesar de contener entre sus páginas el desarrollo de varías batallas, algo que a mí suele cansarme porque las estrategias militares me aburren y me desvían de la trama que estoy vivenciando, Wilbur Smith consigue que hasta estas partes del libro me hayan tenido enganchada sin hacérseme pesadas ni aburridas en ningún momento, muy por el contrario, me hacían comprender mucho más al personaje principal y que lleva el peso de la historia, Taita, consejero del faraón Tamose.

Taita es un personaje de lo más variopinto ya que tiene una sabiduría fuera de serie, sabe de todo y todos los campos los domina. Además de ser el consejero del propio faraón y muy cercano a la familia real, es médico, poeta, inventor, compositor y cantante, estratega militar y político. Algo insólito para un esclavo llegar a alcanzar el gran reconocimiento real con el que está favorecido. Eunuco desde su juventud, siempre estuvo enamorado de la reina Lostis, a la que vio nacer, al igual que ayudó a traer al mundo a todos sus hijos, el faraón Tamose y sus dos hermanas, Taita y Bekatha. Será con ellas con las que iniciará un peligroso y atractivo viaje atravesando desiertos, las tierras de Babilonia con destino final en la isla de Creta, donde reina el poderoso Minos, y donde serán entregadas como esposas para formar parte del numeroso harén de Minos Supremo para sellar el acuerdo entre ambos países y destruir a su común enemigo, el pueblo bárbaro y asesino de los hicsos, que domina gran parte de Egipto y de las riberas del río Nilo.   

Un libro con aires de aventura histórica llena de intrigas y estrategias, lealtades y traiciones, amores apasionados, mitología y supersticiones. Una novela muy entretenida y amena capaz de tenerte pegado al sillón de la misma forma que lo haría una buena película de aventuras.  

Reacciones:

1 comentario:

  1. Ya solo con la portada me llama la atencion pero ademas tiene buena pinta. A mi las batallas si que me gustan y las disfruto.

    Saludos

    ResponderEliminar