jueves, 4 de octubre de 2012

¿Felices para siempre?


A veces encontrar el amor no cuesta tanto pero hacer que la relación de pareja dure a través del tiempo puede resultar una tarea muy difícil. Por eso, el psicólogo Marcelo Passini explicó a Para Ti Online los problemas más comunes, cómo incide el rol de la mujer en el siglo XXI y algunas claves para mantener una relación. 

En los finales de los cuentos que nos narraban de chicas siempre era todo más fácil. Cuando los obstáculos terminaban, finalmente la princesa conseguía a su príncipe azul y eran felices ¡y hasta comían perdices! Pero en la vida real, y más para las nuevas generaciones, todo es más complicado.

Marcelo Passini, psicólogo y admisor de Fundación Foro, explica: “En la sociedad actual el individualismo tiene un gran peso y muchas veces priva sobre la pareja. El individuo tiene más libertad y entonces las parejas jóvenes no ven tan dramático el hecho de discutir y romper un vínculo”.

Pero, ¿qué factores de la modernidad ampliaron esa libertad? “Los cambios que se produjeron en cuanto al rol de la mujer −ya que en el pasado no tenían independencia económica ni muchas posibilidades en el mundo laboral−, los cambios en las leyes, ya que cuando no existía la ley de divorcio se elegía permanecer en pareja antes de perder algunos derechos. Y hasta los avances científicos porque no hace falta estar en pareja para engendrar un hijo”, cuenta el especialista.

LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES.Hay causas de peleas que son muy habituales en las parejas que llevan muchos años juntos. Entre ellas, el profesional destaca: “El deterioro que se produce al caer en el aburrimiento, el tedio, la falta de interés y la rutina son los problemas principales”. Además, cuenta que“algunas características de los miembros de la pareja que antes se toleraban o se pasaban por alto, comienzan a tener más peso y a generar descontento”.

¿TODO TIENE SOLUCIÓN? Actualmente, una alternativa muy común es recurrir a terapia de pareja. “Se elige este método cuando la convivencia o los encuentros con la pareja en lugar de ser placenteros terminan siendo frustrantes y generadores de discusiones, o cuando hay enfrentamientos que resultan muy hirientes. O, simplemente, cuando se quiera mejorar el vínculo”, explica el licenciado.

“Muchas veces el terapeuta actúa como un mediador para lograr acuerdos y, como un observador externo, transmite las modalidades vinculares que puede ver entre los miembros de la pareja, y a través de un trabajo conjunto se ve la forma de modificar aquello que es nocivo para la pareja”, dice Passini.

Con respecto a este tipo de terapia el especialista aclara: “Puede ser muy frustrante si se inician las sesiones con la expectativa de que el otro cambie. La terapia también puede ser útil si hay que tomar la decisión de finalizar el vínculo, para que esto se haga de la mejor forma”.

CODO A CODO. Para poder lograr que la pareja sea duradera y estable, Passini aconseja:

*Es necesario evitar todo aquello que puede hacer caer en la rutina, en el aburrimiento y en el desinterés de estar y compartir con el otro.

*Es importante que cada integrante de la pareja tenga su espacio propio, es decir, que no sienta la necesidad ni obligación de compartir todo. ¿Cómo hacerlo? Que cada uno siga manteniendo actividades en las que no estén involucrados los dos.

*¿Algo esencial? Que el hecho de estar juntos y compartir sea una elección y no algo impuesto, que nunca se viva como una obligación.

Por Celeste Lattanzio

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario