viernes, 21 de septiembre de 2012

Pesadilla en Princelandia Street - Ocio para menores que quieren ser princesas


“Ahora puedes compartir junto a tu hija la ilusión de ser Princesa por un día. Disfrutaréis juntas de los servicios de manicura, pedicura, peluquería y maquillaje de fantasía, para acabar desfilando en nuestra pasarela”. Así se anuncia en su propia página web Princelandia, un nuevo centro de ocio pensado para niñas, “aunque si un niño quiere ir, también puede hacerlo”, aseguran desde la empresa. El primer centro abrió en septiembre, en Mairena del Aljarafe. El viernes abrirá el segundo, ya como franquicia, en Gines.

Este nuevo concepto de ocio infantil, dirigido a niñas de entre 4 y 15 años, busca ofrecer un servicio similar al del típico parque de juegos lleno de bolas, pero con una “filosofía diferente”, donde los toboganes y colchonetas son sustituidos por un mundo donde todo es rosa. “En la época de la tecnología, los videojuegos, los ordenadores y las consolas, nuestras niñas necesitan encontrar un espacio de fantasía, real y llamativo que no sólo les evoque diversión si no una evasión diferente a lo que se encuentran en la vida cotidiana”, según se explica en la web (www.princelandia.com).


Estos centros, en plena expansión y dirigidos a la celebración de cumpleaños, se dividen en dos espacios. El primero se denomina como Spa, donde se ofrecen actividades similares a un centro de belleza, con pasarela incluida. El segundo es el lugar de celebración, donde se pueden degustar menús a base de fruta, zumo, dulces y fuentes de chocolate. Eso sí, “siguiendo unos principios saludables”.


Conscientes de la controversia que pueden levantar estos centros, desde Princelandia señalan que su filosofía es la de inculcar valores “de salud e higiene a la vez que las niñas lo pasan bien”. También argumentan que todas las monitoras son educadoras y que no se impide la entrada de niños. Eso sí, la página está dirigida exclusivamente a chicas.


El primer centro se abrió en Mairena tras un año en fase experimental. Ahora estos centros de pesadilla infantil amenazan con extenderse por toda la peninsula. ¿Qué opináis? A nosotros nos parece un verdadero ¡HORROR!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario