lunes, 17 de septiembre de 2012

Una agente literario asaltada por un autor al que había rechazado

"La vida de la víctima estaba tan expuesta en las redes sociales que el atacante seguramente sabía donde podía encontrarla"

 Una agente literario asaltada por un autor al que había rechazado

Ser agente literario es un oficio de riesgo y sino que se lo pregunten a la californiana Pam van Hylckama Vlieg. La agente de San Francisco's Larsen Pomada Literary Agency, ha sufrido un intento de robo en su coche, pero lo más curioso de la historia es que fue atacada por uno de los autores que ella misma había rechazado. Según informa el periódico Los Angeles Times.

Su amor por la literatura es directamente proporcional a su gusto por las nuevas tecnologías y es que esta amante de los libros además tiene, desde hace años, dos blogs de literatura: bookalicious.eu y http://bookalicious.org/ y también una vida muy activa en plataformas como facebook, twitter y foursquare. Quizás este haya sido el problema...

Intento de asalto

Vlieg estaba felizmente en su coche cuando un extraño golpeó el cristal de su lado, metió el brazo en el coche y la empujó hacia el volante. Entonces uno de los dos perros que Pam llevaba con ella, un Jack Russell terrier, mordió el brazo del asaltante y este se fue.

La agente literaria decidió llamar a la policía local y ellos pensaron que el ataque no podía haber sido al azar y ante esa suposición ella les dio acceso a su correo electrónico. Vlieg nunca había pensado mucho en ese tema pero había recibido una respuesta de odio de un autor después de haber rechazado su trabajo: «Te odio y quiero que te mueras, te voy a matar».

Ella pensó que era una más de las miles de cosas que la policía tenía como algo rutinario pero, afortunadamente, los agentes le dieron una importancia mayor y decidieron investigar más profundamente sobre el asunto. Cuando los oficiales dieron con la dirección del que había escrito el mensaje se personaron en su hogar, y allí corroboraron que el individuo tenía las huellas del mordisco producido por el perro de Pam en el brazo. Al parecer el sujeto no era tan inofensivo pues ya había cometido otros delitos.

Aprender es de sabios

Después de este gran susto la agente literaria ha pensado que quizás una vida en línea tan abierta pueda ser un medio para que cualquiera pueda rastrear sus movimientos. Por eso mismo ha decidido desconectar por algún tiempo, establecer límites de acceso y también tener más cuidado con la información y las imágenes que sube a sus páginas personales. 

Fuente: http://www.abc.es

Reacciones:

1 comentario:

  1. Madre mía.. que mal está el mundo! Si cada persona que es rechazada en algún aspecto de su vida, tuviera que ir asaltando a aquel o aquella que la ha rechazado, estaríamos en una guerra continua!

    ResponderEliminar